Perlas

Desde la antigüedad la perla ha sido considerada la mas mágica de las gemas. Hoy en día las perlas cultivadas son parte esencial del joyero de cualquier mujer.

Las Perlas, a diferencia del resto de las gemas, que se forman en las profundidades de la tierra, se forman en el interior de una ostra, y no necesitan ningún tipo de tratamiento o pulido para revelar su belleza.

En la perlas naturales su formación empieza cuando un objeto extraño, como por ejemplo un grano de arena, se introduce en el interior de una ostra y ésta para evitar la irritación comienza a recubrirla con el nácar que segrega.

Desde principios del siglo XX el hombre aprendió que introduciendo una pequeña pieza de nácar en el interior de una ostra, podía provocar la formación de una perla en lugar de dejarlo a la casualidad. Desde entonces millones de perlas son cultivadas en las bahías de Japón y los mares del sur, pero solo una pequeña proporción de ostras sobrevive durante los años necesarios para formar una perla de calidad. Solo el 20% de las ostras dan lugar a una perla para la joyería, y únicamente el 5% alcanzarán la calidad suficiente para cumplir con los requisitos exigidos por Perodri Joyeros.

Existen varios aspectos a tener en cuenta cuando se evalúa la calidad de una perla. Este es un trabajo que en Perodri Joyeros es realizado por experimentados profesionales que se encargan de seleccionar las perlas que cumplen con la calidad exigida por Perodri Joyeros, rechazando las de inferior calidad.

Los factores que influyen en la calidad de una perlas son:

TIPOS DE PERLAS

En la naturaleza existen diversos tipos de perlas dependiendo del tipo de molusco que las produce. Lo que las hace diferentes tanto en tamaño como en color.