Relojes
Girard Perregaux

Girard-Perregaux es uno de los fabricantes de relojes con más tradición del país Alpino. Su origen se remonta a 1791 pero su nombre no aparecerá hasta 1854, cuando el relojero Constant Girard contrajo matrimonio con Marie Perregaux, y la empresa moderna nació.

Filtros

Borrar filtros

Marca

Material

Tamaño

Precio

Aplicar

  • 1

Girad-Perregaux: la historia de una firma bicentenaria

Corría el año 1791 en Ginebra cuando Jean Francois Bautte cambió el futuro de la relojería para siempre.
Sentó las bases de la industria al concentrar todas las etapas de desarrollo de sus relojes en un mismo lugar. Por otra parte, sus diseños maravillaron durante años a celebridades de su tiempo, tales como la Reina Victoria de Inglaterra o el escritor francés Alejandro Dumas, contribuyendo a consolidar la reputación de la relojería suiza.
Cuando falleció, su hijo Jacques Bautte y su yerno Jean-Samuel Rossel continuaron transmitiendo su legado al formar la sociedad Jean-François Bautte & Cie en el año 1837.

Mientras tanto, en el año 1854, contraían matrimonio en la localidad suiza de La Chaux-de-Fonds Constant Girad y Marie Perregaux, ambos procedentes de familias con amplia tradición relojera. Abrieron su propio taller tan solo un año más tarde creando la firma Girad-Perregaux, con el nombre que la conocemos a día de hoy.

Pero no fue hasta el año 1906 cuando Girad-Perregaux adquirió la casa que había creado Jean Francois Bautte más de 100 años atrás.

Desde 1791 y durante estos 220 años de historia, Girard-Perregaux ha registrado más de 80 patentes en el sector de la relojería y ha dado vida a creaciones legendarias.


El tourbillon con tres puentes de oro

Durante la segunda mitad del siglo XIX, desde Girad-Perregaux se embarcaron en una búsqueda constante de la innovación técnica. Es así como trabajando sobre la invención de Abraham Louis Breguet creó en el año 1867 el tourbillon de tres puentes de oro, cuya leyenda llega hasta nuestros días.

La innovación de Constantin Girad consistió en convertir un elemento funcional del reloj en un elemento de diseño. Tan solo se fabricaron 20 ejemplares del diseño original hasta el año 1911. Su desarrollo está registrado y protegido en la oficina de patentes de Estados Unidos desde el 25 de marzo de 1884.

En 1991, con motivo de su 200 aniversario, la empresa logró la asombrosa proeza de adaptar la tecnología del tourbillon con tres puentes de oro a una versión de reloj de pulsera y desde entonces el diseño se ha revisado en varias ocasiones. La más reciente con un exclusivo modelo de tres puentes flotantes fabricado en oro rosa para conmemorar los 230 años de historia de la casa suiza.


La innovación técnica del Gyromatic 1957

La apuesta por la investigación y los diseños disruptivos está dentro del ADN de la firma La Chaux-de-Fonds. En el año 1957 añadieron a su lista de patentes el Gyromatic.

Esta unidad se instala en el eje de carga de la máquina y además de brindar más estabilidad y menor espacio de colocación, también contribuye a la energía del movimiento. La llegada del Gyromatic fue crucial para los desarrollos posteriores de Girard-Perregaux en los movimientos de alta frecuencia muchos años después, con gran éxito en la década de 1960.

Colecciones de relojes de Girard-Perregaux

Guiados por esa búsqueda constante de la innovación técnica y por hacerla compatible con diseños de alta relojería de primer nivel, la firma suiza ha creado en estos más de doscientos años de historia relojes realmente memorables.

Estas son algunas de sus creaciones y colecciones más representativas.

Girard-Perregaux Laureato

En la segunda mitad del siglo XX comenzaron a proliferar los diseños de relojes de pulsera deportivos por parte de las grandes relojeras suizas.

En ese contexto apareció en 1975 el modelo Laureato, que se convirtió desde muy pronto en uno de los relojes deportivos de referencia.

Su preciso movimiento de cuarzo fino unido a su característico bisel octagonal, dieron lugar a un reloj imprescindible en cualquier colección de un verdadero amante de los relojes deportivos. La revisión constante de su diseño ha permitido que podamos encontrarnos este modelo en materiales tan variados como los diamantes, el titanio de alta tecnología o el oro rosa.


Colección Bridges

Ya hemos comentado lo importante que fue en la historia de la firma suiza la novedosa utilización de los puentes como elemento de diseño. La colección bridges nace con el objetivo de revisitar el concepto unificando pasado y presente en relojes absolutamente únicos.

Destacan algunos modelos como el Free Bridge con diseños más actuales o reinterpretaciones absolutas del clásico tourbillon como el Classic Bridges de 45 mm.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0