Relojes
Tag Heuer

Filtros

Borrar filtros

Marca

Material

Tamaño

Precio

Aplicar

  • 1
  • ...

La historia de los relojes Tag Heuer

Tag Heuer es una de las compañías de relojes más prestigiosas de la actualidad, conocida sobre todo por sus cronógrafos deportivos y su vínculo histórico con los deportes de motor.

Todo comenzó cuando Edouard Heuer fundó en 1860 The Heuer Watch Company en la pequeña localidad suiza de Saint-Imier. Sus fabricaciones adquirieron gran popularidad desde muy pronto gracias a la precisión de sus cronometrajes.

Algunos años después llegaron las primeras patentes, entre ellas el piñón oscilante en el año 1887, que resultó ser fundamental para la fabricación de los cronógrafos deportivos, en los que la casa es una de los mayores referentes del mundo.

A principios del siglo XX, la alta precisión de los relojes Tag Heuer se había vuelto muy popular gracias al desarrollo del Heuer Mikrograph en 1916. Este reloj contaba con una precisión de una centésima de segundo y fue desarrollado por Charles-Auguste Heuer, hijo de Edouard.

Décadas después, Jack Heuer, el bisnieto del fundador, tomaba las riendas de la compañía tras comprarle un paquete de acciones a su tío y convertirse en accionista mayoritario. Con él llegaron patentes importantes como el Solunar; un reloj capaz de indicar las mareas.


La unión con el mundo del motor

La compañía introdujo el Heuer Carrera en 1963. Fue apodado de esta manera gracias a la Carrera Panamericana, una carrera celebrada en México de 1950 a 1954. Este reloj diseñado pensando en los pilotos de competición se convirtió en todo un icono de la casa y la industria.

Antes había llegado el Heuer Autavia en 1961, inspirando en el mundo de la aviación. Pero aún quedaba por llegar en el año 1969 el Carrera Mónaco: un cronógrafo deportivo que lleva el nombre del icónico circuito de Fórmula 1 y que Steve MacQueen contribuyó a popularizar en la película “Le Mans”.


La venta de la casa al grupo TAG

A mediados de los años 80 la fabricación de los relojes de cuarzo estaba copando el mercado y Tag Heuer se vio afectada al igual que el resto de manufactureras suizas.

Este periodo conocido como en la industria como “la crisis del cuarzo” terminó con la salida de Jack Heuer y con la venta de la (hasta entonces) empresa relojera familiar al grupo TAG, que rebautizó la firma como TAG Heuer, el nombre con el que la conocemos ahora.

A finales de los años 90, la empresa fue adquirida por LMVH, que designó a Jack Heuer como presidente honorífico de la casa.

En la actualidad, Tag Heuer continúa siendo una referencia de la alta relojería deportiva y está más vigente que nunca.

Relojes Tag Heuer más populares

Debido a su unión al mundo del deporte, Tag Heuer ha creado algunos de los relojes deportivos más emblemáticos de la alta relojería suiza.

Tag Heuer Carrera

El Carrera original vio la luz en el año 1963 y recibe su nombre de la Carrera Panamericana. Algunos de los primeros modelos, hoy considerados como vintage, fueron muy exitosos, como por ejemplo la referencia 2447.

En la actualidad la colección sigue creciendo con nuevos modelos de Carrera con diseños más modernos o inspirados en los éxitos del pasado. Algunos como el Carrera Calibre 5 o el Carrera Calibre 16 son muy populares.


Tag Heuer Autavia

Sin duda otro de los modelos más celebrados de Tag Heuer. Se lanzó en el año 1962, inspirado en los deportes de motor y la aviación.

El modelo Autavia tiene recorrido hasta la actualidad, con ejemplares inspirados en los originales de los 60 pero incorporando nuevos elementos más actuales.


Tag Heuer Mónaco

Posiblemente el reloj más emblemático de la casa. Su aparición en la película “Le Mans” y su forma cuadrada contribuyeron a popularización de este modelo.

Al igual que los otros dos relojes que hemos comentado, se sigue fabricando en la actualidad inspirándose en el modelo original, tal y como ocurre con la variante de Calibre 11. Pero también ha dado lugar a algunas ediciones especiales como por ejemplo el Mónaco Gulf.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0