Inicio / Perodri Forever / La certificación de cronómetro superlativo de Rolex

La certificación de cronómetro superlativo de Rolex

Desde sus inicios, Rolex ha perseguido la calidad y la precisión en cada uno de los relojes. Históricamente, la certificación de cronómetro ha sido una forma de determinar la precisión del movimiento de los relojes, aunque los criterios para obtener esta certificación han cambiado con el tiempo.

El distinto de «Superlative Chronometer Officially Certified» es una muestra más de la búsqueda de la excelencia en la fabricación de sus relojes. Le invitamos a que continúe leyendo para saber más sobre la certificación de Cronómetro Superlativo de la firma.

Las primeras certificaciones de cronómetro

En relojería, el término cronómetro indica la certificación del movimiento de un reloj calificado de “alta precisión” por un organismo neutral de acuerdo a criterios internacionales. Pero no siempre ha sido así.

Históricamente, la normativa sobre la certificación de cronómetro decía que era: “un reloj de precisión […] que esté en condiciones de obtener un certificado oficial de marcha”. De esta forma, un reloj podía ser certificado como cronómetro por el propio fabricante.

certificado de cronometro rolex

En este contexto, Rolex decidió que sus movimientos recibieran la certificación oficial, y es así como aparece la mención «Officially Certified Chronometer» en sus relojes a finales de los años 30. Aunque los precedentes en el reconocimiento de la alta precisión de sus piezas venían de atrás.

Algunos años antes, Rolex había recibido dos importantes certificaciones de cronometría. La primera de ellas en el año 1910 de la mano de la Oficina Oficial de Control del Funcionamiento de Relojes de Bienne (Suiza) en un reloj de pulsera. Cuatro años más tarde, el célebre Observatorio de Kew en Gran Bretaña otorgaba el primer certificado del mundo de clase «A» a un reloj de pulsera.

Las diferentes fórmulas inscritas en la esfera de los relojes Rolex con el paso del tiempo atestiguan la capacidad de innovación de la marca, así como el más alto nivel de precisión en la fabricación sus piezas.

La certificación oficial de cronómetro

Todo cambia a partir del año 1951, cuando se determina en Suiza que, solo los relojes cuya precisión haya sido certifica de forma oficial por un organismo competente y neutral puedan recibir la denominación de cronómetro.

Esto puso en evidencia la alta calidad de los relojes Rolex, ya que el 90% de los relojes suizos que obtuvieron la certificación eran suyos. Desde entonces, cada reloj de la marca va acompañado de un sello rojo que enuncia «Officially Certified Chronometer».

En aquellos años, los relojes que obtenían un alto rendimiento en las pruebas recibían la mención especial de “resultados especialmente buenos”. Buscando la excelencia y la máxima calidad de sus relojes, Rolex trabajó para que todos sus ejemplares consiguieran las menciones honoríficas.

En este contexto llegan los nuevos calibres 1500, cuyos resultados de marcha ofrecen una precisión mayor que la exigida para obtener la mención honorífica.

Es así como, para calificar el excelente rendimiento de sus relojes, Rolex decide crear la mención «Superlative Chronometer Officially Certified», que aparece en los modelos Datejust y Day-Date a finales de los años 50.

La Certificación de Cronómetro Superlativo

A partir de 1973 se reagruparon los organismos oficiales de certificación de cronómetro en el actual Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC), que mide y controla la precisión de los movimientos relojeros en diferentes posiciones y a diferentes temperaturas.

Para mantener los más altos niveles de calidad, Rolex continuó poniendo a prueba sus relojes de manera interna. Para ello, los somete a pruebas en sus propios laboratorios una vez encajado el movimiento, simulando condiciones de uso real.

Para obtener la Certificación de Cronómetro Superlativo se analizan los siguientes aspectos clave de cada reloj:

Precisión

La Certificación de Cronómetro COSC pone a prueba los relojes durante 15 días y noches en cinco posiciones fijas y a tres temperaturas. Además de obtener esta certificación, Rolex ha desarrollado una metodología exclusiva en la que somete al reloj a pruebas más exigentes.

Es por esto que la certificación COSC otorga la denominación de Cronómetro a los relojes que varían en -4/+6 segundos diarios, mientras que la Certificación de Cronómetro Superlativo lo determina en -2/+2 segundos diarios tras el encajado.

Hermeticidad

La hermeticidad de los relojes Rolex se pone a prueba en una cuba hiperbárica a presiones a las que se les aplica un margen de seguridad superior. Todas las pruebas se efectúan según la metodología desarrollada por Rolex para garantizar resultados precisos y fiables.

Cuerda automática

La funcionalidad que permite dar cuerda al reloj por el rotor Perpetual se controla mediante una metodología exclusiva de la firma. Esta se asegura de que todos los componentes del movimiento interactúan de manera óptima sin sufrir trabas tras el encajado.

Reserva de marcha

Se da cuerda a cada reloj al comienzo de las pruebas para verificar que la reserva de marcha se ajusta con la duración prevista para ello.

En la actualidad, todos los relojes fabricados por Rolex incluyen la Certificación de Cronómetro Superlativo que se simboliza mediante el reconocible sello verde que va acompañado de una garantía internacional de 5 años.

Perodri Joyeros es distribuidor oficial de Rolex en España. Le invitamos a descubrir la colección de Rolex aquí.

Volver


Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0