Inicio / Perodri Forever / La historia del Rolex Submariner

La historia del Rolex Submariner

rolex-submariner


La firma suiza nos tiene acostumbrados a relojes de la más alta precisión y calidad desde hace más de cien años.

Durante este tiempo han cautivado a los amantes de la alta relojería en todo el mundo con una gran variedad de modelos.

En concreto, hoy queremos hablar del Rolex Submariner, uno de los relojes más icónicos de Rolex y toda una referencia para la relojería de buceo de todo el mundo.

Rolex Oyster: el origen del Submariner

El Rolex Oyster de 1926 sentó un precedente a nivel técnico que fue fundamental para la aparición del Submariner. Su hermeticidad y resistencia al agua quedaron probadas un año después, cuando la nadadora inglesa Mercedes Gleitze atravesó el Canal de la Mancha a nado con el reloj en su muñeca. Casi 10 horas después, el reloj seguía funcionando a la perfección.

Sin embargo, el diseño y calidad del Rolex Oyster no quedó ahí. Fue mejorando e incorporando elementos más sofisticados hasta que en el año 1953 tecnología y estética se combinaron para dar forma al primer Rolex Submariner.

Entre los cambios que se incluyeron encontramos una caja más grande, de 41 milímetros, y la esfera luminiscente para mejorar la legibilidad durante las inmersiones. También se le incoporó el ya clásico bisel giratorio con sentido unidireccional fabricado en Cerachrom, un material altamente resistente desarrollado por la propia firma para evitar rayaduras y golpes.

Diseñadores y maestros relojeros han intentado, eso sí, conservar al máximo la estética original del modelo.

 Esta es una de las claves que hace del Rolex submariner un reloj de referencia completamente atemporal.

El Submariner tuvo asimismo una modificación importante a lo largo de los años: la visualización Chromalight. Es decir, la posibilidad de ver la hora aun cuando hay oscuridad, ya que los elementos de la esfera resplandecen proporcionando una excelente visibilidad.

La llegada del Rolex Submariner Date y sus variaciones

Como todos los relojes Rolex, el Submariner y el Submariner Date poseen su certificación de Cronómetro Superlativo. Estas pruebas de certificación se efectúan al conjunto del reloj, una vez encajado el movimiento, con el fin de garantizar su rendimiento superlativo en la muñeca en materia de precisión, hermeticidad, cuerda automática y autonomía.

Poseen una peculiaridad esencial y se trata de su bisel giratorio unidireccional con graduaciones grabadas de 60 minutos. Esta característica hace posible que se controle con total seguridad el tiempo de inmersión y, de igual manera, las paradas necesarias para la descompresión.

Por otra parte, su bisel está fabricado en Cerachrom, una cerámica resistente y dura que repele la corrosión, los rayones, el salitre y demás elementos climáticos y productos de la humedad y de los rayos del sol, lo que hace de este modelo uno de los relojes más resistentes.

Si se está bajo el agua, se necesita comodidad y más aún, seguridad. Por eso, su bisel giratorio brinda un máximo agarre a la hora de girarlo y no hay problema si las profundidades oceánicas son oscuras, pues su luminiscencia hace posible una excelente visión.

Su caja capaz de proteger al reloj de las presiones de las profundidades, hace del Rolex Submariner Oyster el reloj de referencia para los submarinistas que desean medir el tiempo bajo el agua con suma precisión sin temor a los tiempos de descompresión.

Además, sus brazaletes cuentan con Oysterlock. Se trata de un cierre de máxima precisión y seguridad que no permitirá que el reloj se abra y se pueda perder durante la inmersión. El ajuste del brazalete está desarrollado con la tecnología Glidelock de Rolex, que permite alargar la correa hasta 20 mm en incrementos precisos de 2 mm. Esto garantiza la comodidad y la seguridad a la hora de utilizar el reloj sobre el traje de submarinismo.

Los modelos Submariner y Submariner Date están equipados con el calibre 3230 y con el calibre 3235 respectivamente. Poseen una autonomía de cerca de 70 horas gracias a la arquitectura de su barrilete y al rendimiento superior de su escape.

Ambos modelos cuentan con la espiral Parachrom azul, exclusiva de Rolex y que resulta diez veces de mejor calidad que las espirales convencionales en caso de golpes o caídas.

Rolex Submariner Date Verde: Distinción, precisión y belleza

Este modelo de Rolex vio la luz en el año 2003 con la referencia de 116610LV, en el que destaca el cambio del clásico bisel negro por uno de color verde.

El Rolex 116610LV es una muestra de la innovación de Rolex en su línea de relojes de pulsera resistentes al agua y a las inmersiones a grandes profundidades. Su imagen es atrevida, pero no pierde el aire clásico y distintivo de los relojes Rolex Submariner.

Actualmente, el Submariner Date Verde es uno de los modelos más solicitados por los clientes de todo el mundo.

Aunque la casa ha experimentado innovaciones en sus diseños, hay que señalar que la misma se caracteriza por su rigurosidad al conservar las características originales que hacen del Rolex Submariner el rey de las profundidades.

Volver


Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0