Inicio / Perodri Forever / Tag Heuer Carrera: un mito de la relojería

Tag Heuer Carrera: un mito de la relojería

Desde que inició su andadura allá por 1860, la firma suiza TAG Heuer es bien conocida por sus relojes deportivos. No en vano, sus modelos TAG Heuer Carrera son sinónimos de innovación y exclusividad.

Mikrograph (1916), Autavia (1933), Ring-Master (1957), Mónaco V4 (2004)…TAG Heuer ha cosechado un éxito tras otro a lo largo de su dilatada historia.

Buena muestra de ello es el TAG Heuer Carrera: uno de sus relojes más icónicos. ¿Nos acompañas para conocerlo mejor?

La historia del Tag Heuer Carrera

tag heuer carrera

TAG Heuer Carrera fue creado en 1963 por Jack Heuer: el tataranieto del fundador. Esta cuarta generación apostó decididamente por vincular su firma de relojes con el mundo del motor, lo que acabó siendo una de las señas de identidad de la casa.

Jack Heuer decidió bautizar la que sería una de sus creaciones-estrella con el nombre de «Carrera». Dicho nombre fue puesto en honor de la célebre Carrera Panamericana: una ruta de 3.000 km que iba desde El Paso (Texas) hasta la frontera de México con Guatemala. El peligro y el romanticismo fueron las señas de identidad de este encuentro deportivo, que tuvo lugar entre 1950 y 1954.

El cronógrafo, inspirado en la que muchos consideraban como la Carrera más peligrosa del mundo,  fue el primer reloj diseñado específicamente para pilotos profesionales. De hecho, este modelo supuso una ruptura con los modelos tradicionales debido a su sencillez y fácil lectura.

Muy pronto, los Carrera destacaron en el mercado por su precisión y fiabilidad. Esto último, unido a su innata elegancia, los convirtió en objeto de deseo por parte de los usuarios más exigentes. 

¿Cómo era la primera generación de TAG Heuer Carrera?

Los primeros cronógrafos de la colección Carrera existieron desde 1963 hasta 1970. Se caracterizaban por unas llamativas asas angulares, pudiendo ser su caja de oro o acero. Asimismo, sus esferas incluían pulsómetro, minutos decimales y escalas de taquímetro. También existieron modelos con calendario triple.

Los diversos modelos de la colección compartían las mismas líneas esenciales en su diseño: una caja de 36mm de líneas rectas y asas facetadas. Además contaba con una esfera limpia dotada de bastones en relieve para señalar las horas. 

A todo lo anterior se sumaban sendas subesferas en relieve inverso. Mención especial merecen la colocación de los marcadores de 1 ⁄ 5 segundos en el aro de tensión, con el fin de mejorar la visibilidad de los restantes indicadores. 

Un cronógrafo en constante evolución

Lo cierto es que el Carrera se ha mantenido fiel al diseño «limpio y depurado» que lo caracterizó en sus orígenes. No obstante, el paso de los años ha introducido ciertos cambios en este mítico reloj.

Las tres agujas y sus correspondientes funciones han sido una de las principales innovaciones que ha experimentado este modelo. Así, el Date indica las horas, los minutos, los segundos y la fecha. Por su parte, el Carrera Twin-Time Date incluye una aguja adicional para mostrar la hora local.

La esfera también ha conocido diferentes tamaños: desde los más compactos (como los 29mm del Carrera Date) hasta los más grandes (como los 41mm del Day Date). Otro tanto cabe decir de su color, pudiendo encontrar versiones nacaradas, azules, bicolores, satinadas, etc.

Tag Heuer Carrera en la actualidad

Edición especial Carrera X Porsche

Esta edición limitada es fruto de la asociación suscrita en 2021 por TAG Heuer y Porsche. En ella encontramos seis modelos de distintos tamaños y materiales.

Una de las referencias que más nos llaman la atención es el CBN2A1H.FC6512 dotado de una brillante esfera negra de 44 mm y de una correa de cuero con pespuntes amarillos. Merece la pena resaltar el soberbio rendimiento que le confieren los 168 componentes del Calibre Heuer 02. También nos han parecido muy interesantes sus numerosas funciones (horas, minutos, segundos, cronógrafo: 1/4 de segundo, contador de 30 minutos y contador de 12 horas).

Como era de esperar en una edición especial como esta, los guiños a la mítica escudería alemana se dejan sentir en todos los detalles imaginables. Es más, podemos apreciar su logotipo y sus colores corporativos tanto en el packaging como en el propio cronógrafo (correa, esfera, fondo de la caja…).

Cronógrafos Carrera

Esta serie está compuesta de cuatro modelos dotados de esferas de acero de 42mm de diámetro y 14.48 mm de grosor. Una vez más, encontramos Calibre Heuer 02 y una excelente estanqueidad que nos permite sumergirlo hasta 100 m de profundidad. La correa, por su parte, está disponible en acero o piel de cocodrilo. 

Las funciones de estos cronógrafos no podía ser más completa. Por ejemplo, el CBN2012.FC6483 dispone de: horas, minutos, segundos, cronógrafo 1/4 de segundo, contador de 30 minutos, contador de 12 horas y fecha.

Se trata de un modelo estéticamente impecable debido a la perfecta combinación cromática entre el acero satinado de la caja, la correa marrón y la esfera antracita con efecto «rayos de sol».

tag heuer carrera cronógrafo

Cronógrafos deportivos TAG Heuer Carrera 

La serie de cronógrafos deportivos Carrera consta de cuatro modelos bastante semejantes tanto de nivel técnico como estético. Así, todos ellos cuentan con esferas de 44mm de diámetro y 15.27 mm de grosor. TAG Heuer vuelve a apostar por un movimiento calibre Heuer 02 con un sistema de embrague vertical y una rueda de pilares para proporcionar el mejor cronometraje. 

Las funciones de estos relojes incluyen: horas, minutos, segundos, cronógrafo 1/4 de segundo, contador de 30 minutos, contador de 12 horas y fecha. Si a esto le unimos su estanqueidad de 100 m, es evidente que, con este reloj, nada podrá pararnos.

En lo que respecta a la apariencia de estos modelos, podemos elegir entre correa de acero o de piel de cocodrilo negra (con corona chapada en oro rosa). La esfera de los modelos de acero está disponible en verde, azul o negro.

En definitiva, los relojes TAG Heuer Carrera cuentan con todo lo necesario para cumplir sobradamente nuestras expectativas. Al fin y al cabo, su sofisticación y exactitud los convierte en un accesorio capaz de hacer las delicias de cualquier amante del motor.

Volver


Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0