cabecera
Inicio / Perodri Forever / La historia del Tudor Black Bay

La historia del Tudor Black Bay

Tudor Black Bay es uno de los relojes más icónicos de la firma y uno de los relojes de buceo de referencia en todo el mundo.

Los relojes de buceo, debido a su uso, tienen que cumplir con unos criterios excepcionales de durabilidad, fiabilidad, precisión y sobre todo hermeticidad, que garanticen la seguridad y el correcto funcionamiento.

Con el paso de los años, este reloj ha ido incorporando importantes mejoras para satisfacer las necesidades específicas de los submarinistas, llegando a convertirse en el referente que es hoy en día.

Vamos a hablar de la colección Black Bay actual y de cómo está influenciada por los primeros Tudor Submariner.

Tudor Submariner: el origen del Tudor Black Bay actual

tudor-submariner-snowflake

En el año 1954 la compañía lanzaba al mercado la referencia 7922: el primer Tudor Oyster Prince Submariner. El diseño del reloj estaba orientado a mejorar la usabilidad y la legibilidad bajo la superficie del agua, con un bisel giratorio bidireccional, graduado en intervalos de 5 minutos para controlar los tiempos de las inmersiones.

Durante los años siguientes, continuaron apareciendo referencias. Entre ellas destaca la 7928, que, por sus especificaciones técnicas y diseño, marcaría el devenir del Tudor Submariner hasta su descontinuación en el año 1999.

En los años 70 apareció la referencia 7016, reloj conocido entre los aficionados como el “Tudor snowflake” por la característica forma de sus agujas que hoy encontramos en las colecciones de submarinismo como Black Bay y Pelagos. Esta referencia supuso un salto cualitativo en cuanto a prestaciones con la incorporación del movimiento ETA 2438 y la estanquidad de la caja hasta los 200 metros de profundidad.

Relojes Tudor Submariner para los marines

En esta misma década, la marina nacional francesa y la americana, entre otras, incorporaron referencias del Tudor Submariner como la 7928 y la 9401 al equipo de sus unidades. En estos casos, estas unidades no se crearon en expreso para los marines, sino que fueron modelos elegidos desde dentro del catálogo de Tudor para su uso, lo que aumentó el prestigio del Tudor Submariner como reloj de buceo de alto rendimiento.

De forma paralela, durante el año 1967, se comenzó a desarrollar un modelo que cumpliera con las especificaciones técnicas que dictaminó el Gobierno de EEUU. Los resultados de este desarrollo dieron lugar a una patente con una función inédita. Sin embargo, este proyecto nunca llegó a ver la luz.

No obstante, en el año 2019, el modelo Black Bay P01 recupera el prototipo original para dar vida a un nuevo reloj dentro de la colección.

Cómo es la colección Tudor Black Bay

Al tratarse de relojes de buceo, todos los modelos Black Bay comparten algunas características: son altamente legibles, con agujas y marcadores de horas que se pueden consultar en condiciones de poca luminosidad. Además, el bisel giratorio, fabricado también con materiales luminosos, permite medir el tiempo de inmersión transcurrido.

Estas son algunas de las familias de relojes más destacadas dentro de su extensa colección:

Tudor Black Bay

tudor black bay cerámica

El reloj que engloba toda la esencia de los primeros relojes de submarinismo de Tudor. Algunos de sus detalles más característicos como su esfera abombada o la corona “Big Crown” provienen de algunas de las principales referencias como la 7924 o 1958. Así como otros detalles característicos, como las agujas “snowflake”. Cuentan con una caja de acero de 41mm, cristal de zafiro y bisel unidireccional.

Encontramos distintos modelos en azul, negro, rojo o de acero y oro (la versión S&G). Mención especial para el Black Bay Ceramic calibre MT5602‑1U que podemos observar en la imagen. Uno de los modelos más recientes de la colección.

Black Bay GMT

black bay gmt

El Black Bay GMT introduce una nueva funcionalidad al mostrar otros dos husos horarios, además de la hora local, con las características agujas “snowflakes”. Su caja de acero de 41mm le otorga una hermeticidad de hasta 200 metros y resistencia a los elementos.

El reloj incorpora el movimiento MT5652 y un bisel bicolor en azul y burdeos giratorio graduado 24 horas que le da su reconocible aspecto, tanto en el modelo original como en las variaciones de las versiones S&G que alternan el marrón y el negro.

Al igual que ocurre con otros relojes de la línea Black Bay, su caja hereda algunas de las características de los Tudor de las décadas de 1950 y 1960, como la corona a rosca o la forma de las agujas.

Black Bay P01

black bay p01

El Black Bay P01 está inspirado en el prototipo que se desarrolló para la Marina estadounidense mencionado anteriormente. Este reloj cuenta con el espirítuo deportivo de los relojes actuales y al mismo tiempo refleja el carácter experimental del prototipo original.

La caja de acero es de 42 mm con un acabado satinado y tiene una resistencia hasta los 200m de profundidad. En cuanto a su bisel giratorio bidireccional, es de 60 muescas de acero con graduación de 12 horas y un sistema de parada con un eslabón final situado a las 12 horas.

La esfera es negra y cuenta con un cristal de zafiro abombado. En cuanto al movimiento, tiene un calibre de manufactura MT5612 con rotor bidireccional y una reserva de marcha de aproximadamente 70 horas con una corona que incluye la rosa en relieve. La correa del Tudor Black Bay P01 es de cuero negro con cierre desplegable.

 Perodri Joyeros es distribuidor oficial de Tudor en España. Le invitamos a descubrir más sobre la colección de Tudor aquí.

Volver


Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0